Bink and Plue ofrece una garantía de dos años que comienza a partir del momento de la entrega del producto al cliente, quien deberá informar a Bink and Plue de la falta de conformidad con el producto en el plazo de dos meses desde que tuvo conocimiento de ella. Un mal uso del producto conlleva a la pérdida de la garantía.

Esta garantía (cuya prueba es el correo de confirmación de compra) cubre fallos de fabricación y de materiales que pueden aparecer cuando los productos hayan sido usados siguiendo las instrucciones de uso. La garantía no cubre daños del producto como consecuencia de un mal uso, de falta de cuidado o por modificaciones.

El hecho de reclamar la garantía de un producto a Bink and Plue no significa que este quede cubierto automáticamente. En instancia final el fabricante/proveedor tomará la decisión de si el producto queda cubierto por la garantía o no. Para ello, puede ser necesario que el producto sea enviado al proveedor. Si se considera que no entra en garantía, recibirá la justificación del motivo. Una vez reciba la justificación, podrá decidir si quiere asumir los costes de la reparación o que se le devuelva el producto sin la incidencia resuelta. Nota: El cliente deberá asumir los costes de transporte (gastos de envío/recogida). Si el producto queda cubierto por la garantía, Bink and Plue asumirá los costes de transporte siempre y cuando estos sean razonables.

En el caso de que el producto quede cubierto por la garantía, la reparación o sustitución del mismo no inicia un nuevo plazo de garantía.

En caso de recibir algún producto dañado durante el transporte, el cliente tiene el plazo de 24 horas para reclamar desde la recepción del envío del pedido. Para ello será necesario remitir por email a info@binkandplue.com fotografías en las que se identifiquen claramente los desperfectos del material, fotografías del embalaje donde puedan verse claramente los desperfectos/golpes/roturas y una fotografía de la etiqueta del transportista (imprescindible) en la que se identifiquen todos los datos.

Una vez recibido el producto, Bink and Plue verificará que el mismo haya llegado en las condiciones arriba indicadas y comprobará el defecto indicado por el comprador para, una vez constatado, proceder a la devolución del importe de compra. Si el motivo de la devolución fuese imputable a Bink and Plue, los cargos por coste del envío correrán por cuenta de la empresa; si el motivo de la devolución no fuese imputable a Bink and Plue, el cliente deberá asumir los gastos de devolución.